Construyendo una caja de resinas Parte 1

por Ago 6, 2021HUM

Vamos a convertir esta caja en una resinadora funcional y casi gratuita

Las aguadas son técnicas de dibujo/pintura en las que la mancha es el elemento principal.  En la época en que el grabado cumplía funciones de traducción (o sea, cuando no habían más métodos de representar y reproducir otra clase de obras) se desarrolla el Aguatinta (“agua teñida”) como una manera de emular estos efectos.  Para esto se ocupa una resina granulada (normalmente colofonia) que se fija mediante calor sobre la matriz y actúa como protección.  El ácido muerde en los espacios entre cada grano de resina y el resultado impreso es un tono continuo y parejo.
Con el control del mordido adecuado pueden obtenerse grises y medios tonos, y usando variaciones sobre la técnica se pueden generar efectos de gotas, manchas y brochazos.  Dentro de las técnicas derivadas del Aguatinta se encuentran la Tinta al Azúcar, el Lavis, el Spit Bite y otras que se basan en el mismo principio como el Método a la Sal, el Método al Azufre, el Carborúndum y otros.

Ahora bien, los métodos de aplicación de la resina sobre la matriz varían.  Existen aplicadores en spray, tamices y hay quien la aplica con sus manos para lograr texturas gruesas.  Sin embargo, en el caso de las resinas, la mejor manera de aplicarla es usando una caja de resina.

En esta pequeña serie de artículos mostraremos la construcción de nuestra nueva resinadora, comenzando por la fabricación de una maqueta 100% funcional, que puede ser perfecta para talleres hogareños y placas de pequeño formato.  También sirve como un gran ejercicio para comprender el funcionamiento de una de estas cajas y preparar la construcción de una de mejor tamaño y calidad.

 

MATERIALES NECESARIOS PARA LA MAQUETA

  • 1 caja de cartón.  Nosotros usaremos la caja en la que venia nuestra estufa.
  • Palos para maqueta.  Nosotros usaremos unos de 6 x 6 mm y 50 cms de largo.
  • Cinta adhesiva plástica.  Usaremos la que conocemos como cinta de embalaje.
  • Silicona.  El clásico tubo usado para baños y cocinas.  Puede ser blanca o transparente.

 

HERRAMIENTAS NECESARIAS

  • Lápiz grafito o marcador (fibrón).
  • Huincha de medir o regla.
  • Cuchillo cartonero (cúter).
  • Clavo, punzón o similar.

 

Tal como se ve en la imagen lo primero es tener los materiales reunidos.  La caja que tenemos posee un tamaño adecuado para ser usada en placas pequeñas y medianas y el primer paso consiste en revisarla y asegurarse de tapar cualquier rendija visible por la cual pudiera escapar la colofonia molida.  Para esto usamos cinta engomada ya que es segura y aísla bien.

No nos quedó muy elegante la aplicación de cinta pero servirá

 

Luego de hacer esto en la totalidad de la caja (donde sea necesario) el paso siguiente será medir para decidir donde pondremos la puerta para introducir las placas.  En nuestro caso medimos 35 cms desde la base de la caja y luego 15 más para la puerta.

Pura calidad japonesa nuestra cajita

Y luego de eso pasaremos a la fase dos, donde ya comenzamos a picar.  Esto en el próximo episodio.

Comentarios

ARCHIVO

Aguafuerte Taller

Únete a nuestra Lista de Correos

Al suscribirte tendrás acceso a noticias, regalos, ofertas y mucho más

Te has suscrito a nuestra lista!!!